Viagra

Florencia Luraghi (ex-alumna y auxiliar) prepara pan con dulce de lecheLa cocina o quincho de la escuela se encuentra ubicada en el gimnasio en la parte más cercana a la calle Chacabuco. En este lugar funcionaba el Taller de Carpintería de lo que era el plan “piloto”. Dicho taller era dictado por los Profesores Emilio Tanzi y A.Tubio. Luego de eliminados estos talleres, por la política educativa de turno, dicho lugar quedó sin utilidad. Por tal motivo se me ocurrió la posibilidad de realizar un quincho para poder ser usado en futuras reuniones. Pero esto no era tarea fácil pues había que conseguir el dinero para dicha obra. Es entonces que propuse al entonces Director Dr. Jorge Di Corrado la idea de organizar un Campeonato de papi-fútbol para docentes y destinar la recaudación a la realización de este quincho. Estos campeonatos fueron un éxito, tal es así que las tribunas del gimnasio se llenaban con los alumnos de las distintas escuelas que venían a alentar a sus profesores.

Se hicieron estos campeonatos durante aproximadamente cinco años desde 1990 y todo lo recuadado sirvió para hacer todo lo que ven ahora: tendido del agua, tendido de gas (la mano de obra fue gracias al Director de la Escuela de Formación Profesional de Colón y San Juan), pileta, desagüe, termotanque, horno pizzero, cocina, azulejado, platos, vasos, cubiertos, etc. Es importante aclarar que estos torneos de papi-fútbol tenían un costo mínimo por lo que lo que se recaudaba era por venta de entradas y buffet, ¡hasta hicimos un PRODO (pronósticos docentes)!

Además de este método de recaudación, había un grupo de docentes y ex-alumnos que se juntaban a comer en la escuela (en el antiguo taller de electricidad que es el que queda en el patio) y que también recaudaba dinero. Es importante recordar esos nombres: Jorge Di Corrado, Emilio Tanzi, Tuvio, Eduardo Ciganda, Guillermo Valdez, Rodolfo Duda, Cristian La Sala, David Maizel, Guillermo Cordischi, Pablo Ferreccio, Ruben Ferretti, Claudio García, Pablo Canchelara, Carlos Stachiotti y algunos más que mi memoria no me permite recordar y por los que pido disculpas (si alguno lo recuerda no dude en escribirnos).

Antes del tendido del gas y del agua se usó el lugar para realizar eventos muy recordados. Uno de ellos fue para recaudar fondos para la hija de un gran docente de la escuela, Santiago Bazzano. Otro fue la fiesta de los 60 años de la escuela. Generalmente optábamos por hacer una gran tallarinada y la mamá de Luis Senrra era la jefa de cocina.

Durante la Dirección de la Prof. Margarita Gahn se dejó sentadas las base de la formación de un Centro de Ex-alumnos, cuya sede sería el lugar del quincho.

Lamentablemente el proyecto inicial no se pudo terminar, no obstante siento una ambivalencia de sentimientos, pues estoy contento porque hoy se usa el lugar para dar la copa de leche, pero también estoy triste porque jamás supuse que nuestro país tubiera necesidad de dar una copa de leche en escuelas medias.

En fin, recuerdos… sacrificios, gente que hizo cosas sin pedir nada a cambio y todo esto nos permite tener una identidad que debemos fomentar y alimentar día a día.

Rubén Ferretti